ContÁctanos

Para más información sobre English Tarragona, no dude en ponerse en contacto con nosotros. 

10 Carrer de Pin i Soler
Tarragona, CT, 43002

977896095

Nos especializamos en clases de inglés en grupos reducidos para crear un curso que se adapte a sus necesidades personales. Esto asegura que se sentirá cómodo y a gusto durante la clase, además de permitir la atención individualizada que necesita para hacer un buen progreso en el dominio del Inglés.

Traducción

Traducción - Calçot the Cathedral Cat and the Procession of the Rats

por Pat Mullarkey
ilustrado por Paúl Sánchez 

El claustro rodea un patio en la Catedral de Santa Maria de Tarragona.

Está lleno de edificios con piedras antiguas y nuevas, animales viejos y jóvenes, historias viejas y, a veces, justo empezando.

“Hola, Calçot.”
“Hola, Didac, ¿Qué estás mirando?” Dijo Calçot.
“¿Quién es ese gato de allá arriba?” Dijo Didac.
“No lo sé. Ese grabado es muy antiguo. A veces me lo pregunto también” Dijo Calçot
“Vamos a encontrar la respuesta. Quizás alguien conoce la historia del gato o su familia.”

“¿A quién preguntarás?” dijo Didac
“Hay muchas familias aquí. Cuentan historias del claustro. Algunas son muy antiguas” dijo Calçot.
Didac preguntó sobre familias e historias.
“Vamos a hablar con las tortugas. Ellas son una familia” dijo Calçot

“Hola, tortugas. Si no os importa, ¿podríais hablarme de vuestra familia?” dijo Didac.
“Nosotras las tortugas tenemos la misma madre. 
Somos todas chicas. Somos hermanas” dijo la primera Tortuga.
“Hay tres tortugas, por lo tanto hay tres hermanas” dijo Didac.
“Sí, Didac, tienes razón” dijo la segunda tortuga.
“Perdonadme, ¿conocéis el grabado de un gato cargado por unas ratas? 
Queremos saber acerca de ese gato” dijo Calçot.
“No” dijo la primera tortuga. “Que grabado más extraña”

“Hola allí arriba!” dijo Calçot
“Hola Calçot. Espero que no estés buscando el desayundo!” dijo la madre pájaro.
“Oh, no” dijo Calçot. “Estamos hablando de familias. Didac quiere saber sobre familias.”
“Hola, Didac. Este es mi hijo y mi hija. Somos una familia” dijo el pájaro.
“Didac, hay muchos tipos diferentes de familias. Algunos son madres, padres, hermanas y hermanos” dijo la madre pájaro.
“Perdonad” dijo Calçot . “Conocéis la historia del gato y las ratas en un grabado antiguo? Me pregunto si el gato tiene familia aquí”
No, lo sentimos Calçot!” dijeron los pájaros.

“Qué bueno verte, Romà. Y qué bueno verte también, Agusti. Por qué estáis aquí?” dijo Calçot.
“Hola, Calçot. Estamos vigilando los gatitos de mi hermana” dijo Agusti.
“Espero que podáis ayudarme. ¿Conocéis ese grabado de allí de un gato y unas ratas?” dijo Calçot.
“Sí” dijo Romà, “Pero me gusta más el grabado siguiente”
“Oh, me olvidé de ese grabado” dijo Calçot. 
“Ese es el mismo gato. ¿Sabéis algo acerca de él?”
“Sé que su nombre es Chimo, pero no conozco su familia. 
Los grabados son muy antiguos, Calçot” dijo Romà.
“Chimo, ese nombre me suena” dijo Calçot.

“Calçot! Encontré otra familia! Estos gatitos son hermanas y hermanos y son mis amigos! Dijo Didac.
“Yo soy su abuelo” dijo Agusti. “Y Romà su tío”
“Son todos…los hermanos, las hermanas, el abuelo i el tío…familia” Añadió Calçot.
“No te olvides de las tías, sobrinas i sobrinos” dijo Agustí.
“Ay” dijo Didac. “Hay mucho que saber sobre la gente de una familia.
“Gracias Agusti y Romà,” dijo Calçot.

“Oh Calçot, por favor no me hagas daño” dijo el ratón con una voz pequeñita.
“No te preocupes, ratón. Hoy tengo una pregunta para ti” dijo Calçot.
“¿Una pregunta?” dijo el ratón.
“¿Conoces ese grabado de Chimo el gato que fue cargado por ratas? 
Quiero averiguar si tiene una historia o una familia” dijo Calçot.
“¿Por qué? No, Calcot,” dijo el ratón. “Pero, lo preguntaré a mi familia si me dejas ir”

“Ey, primos. ¿Habéis oído de una historia sobre ratas cargando un gato muerto?” dijo el ratón.
“¿Muerto?” dijo Calçot.
“Calçot, pregunta a las gaviotas. ¡Les encantan las historias y quizás lo saben!” dijo el ratón grande.
“¡Gracias!” Dijo Calçot.

“Calçot, No tengo hermanos ni hermanas. No sé de ningún primo. 
Supongo que no tengo una familia, pero tengo amigos.”
Didac paró para pensar. “¿Puedo tener los dos?”
“Didac, ¡tú tienes madre y padre! ¡Abuelos y abuelas, también!” dijo Calçot. 
“Sí, puedes tener familia y amigos.”

“¡Hola Calçot, y hola a tu pequeño amigo!” dijo la gaviota más grande.
“Soy Didac. Estoy aprendiendo sobre las familias. ¿Tenéis familias?” dijo.
“Oh, sí, tenemos familias muy grandes. También tenemos amigas
gaviotas. A veces los amigos son como familia” respondió la gaviota.
“Un ratón me contó que sabéis un montón de historias, algunas muy antiguas” dijo Calçot.
“Nos encantan las historias antiguas y nuevas. Las gaviotas viajan lejos y, Como sabes, son muy listas” la gaviota respondió.

“Alguna de vuestras historias habla de un gato cargado por unas ratas? dijo Calçot. “¿¡Por qué, Calçot?! Estás intentando engañarme? Chimo primero fue tu tatara-tatara-tatara-tatara-tatarabuelo” dijo la gaviota.
“No, no sabía que era de mi familia! dijo Calçot.
“Muchos dicen que era el gato más listo de todos los tiempos” dijo la gaviota.
“Engañó a las ratas. Fingió estar muerto.”
Las ratas lo celebraron con una procesión. Desfilaron, bailaron y cantaron. Ya no estaba Chimo para asustarlas.

“Pero Chimo no estaba muerto. ¡Saltó y persiguió las ratas!,
También tuvo una gran cena” dijo la gaviota.“Chimo se hizo famoso por ser tan listo. El grabado es su historia”
“¡Calçot!, ¡Tienes un gato famoso en tu familia!” dijo Didac.
“¡Gracias, señor gaviota! Ahora puedo contarles a todos acerca de Chimo” dijo Calçot.
“Calçot, tú también eres muy listo”  dijo la gaviota “¡Es cosa de familia!”

Traducción - Calçot the Cathedral Cat and the Eyes in the Wall

por Pat Mullarkey
ilustrado por Paúl Sánchez 

La catedral de Santa María de Tarragona se encuentra en el casco antiguo de la ciudad.

Gatos, pájaros y peces viven en sus jardines. Juegan entre sus antiguas piedras. Nadan en la fuente. Se esconden entre los árboles y arbustos. Calçot, una gata naranja y blanca, los observa.

Una noche, el gato Romà visitó la catedral y les habló de un misterio. “Hay dos ojos brillantes que todo lo observan desde una antigua muralla romana. ¿Quién o qué podría ser?”, dijo Romà. Calçot no sabía la respuesta y decidió salir a resolver el misterio.

Calçot miró alrededor de la Plaça del Fòrum.
Dos gatitos jugaban en el reflejo de la luna.
Agustí, sentado en una roca, los observaba. El gato, mitad blanco mitad negro, se escondía en las sombras.
“Hola Agustí”.
“Hola, Calçot”.
“¿Has oído hablar de los dos ojos brillantes en la muralla?”, preguntó Calçot.
“Sí, pero no sé cuál muralla es. Quizás Adrià lo sabe. Ve al barrio judío y búscalo”.

Adrià estaba agazapado en frente de un pequeño agujero esperando a un ratón.
“Hola Adrià”, le dijo.
El gato de rayas grises miró hacia arriba.
“Hola Calçot”.
“¿Has visto los ojos brillantes en la muralla?”, Calçot le preguntó.
“No, pero Montse, que vive en el museo, podría saberlo”.

Montse, que era una gata blanca, caminaba a la luz de la luna en frente del museo.
“Hola”, dijo Montse. Restregaron sus cabezas y ronronearon.
“¿Has oído hablar de los ojos brillantes en la muralla?”, preguntó Calçot.
“Sí, la muralla está aquí cerca”, le dijo Montse. “Yo te llevaré”.

“Hola, ¿quién eres? ¿Y por qué estás en la muralla?”, gritó Calçot.
Un viejo gato negro bajó desde un agujero oscuro en la muralla.
“Senyor Magí, ¿está usted bien?”
“¡Calçot! ¿Eres tú?”, preguntó el Senyor Magí. “¡Mira cómo has crecido Calçot!”
Restregaron sus cabezas y ronronearon.

“Aún recuerdo cuando eras una pequeña gatita. Por aquellos días, yo vigilaba en la catedral. Ahora eres tú quien vigila a los gatos, pájaros y peces”, dijo el Senyor Magí.
Se sentaron a observar cómo el reflejo de la luna bailaba sobre el mar.
“Hace tiempo que no le vemos en la catedral”, le dijo Calçot.
“Ya estoy mayor, como estos viejos edificios, Calçot. Ahora necesito estar en un lugar fresco durante el día y cálido en la noche. El agujero en la muralla ahora es mi hogar”.

“He disfrutado mucho de nuestra charla pero se está haciendo tarde. Necesito descansar Calçot”, explicó el Senyor Magí.
El viejo gato negro saltó y volvió a su acogedor hogar en la muralla.
“Vuelve de visita algún día”.
“Volveré, y le diré a los otros gatos que pasen a visitarlo también”, le dijo Calçot mientras se despedía del Senyor Magí.
“Ahora iré a la catedral a contarle a Romà que es usted ‘los ojos brillantes en la muralla’”.